Frogger – RetroReseña

¡Celebramos 38 años de la ranita saltarina con su propia reseña!

Ya a principios de los 80, los videojuegos eran un caldo de cultivo para los copycat. Hubo docenas de clones de Pac Man y Space Invaders que fueron lanzados ​​por compañías que querían emular el éxito del título inicial. Entonces, ¿qué sucede cuando un juego es realmente original? Bueno, resulta ser bastante bueno, como fue el caso de Frogger. Y su port al 2600 lo hizo bastante bien, después de su exitazo en las Arcades.

El objetivo de Frogger es simple. Tienes que guiar a una rana al otro lado de la carretera peligrosa, y sobre el río también peligroso. Puedes mover tu rana hacia arriba, abajo, a la izquierda y derecha con el clásico joystick. De inicio tienes la carretera, que para nada es sencilla pasados unos cuantos niveles, pues los autos conducen bastante imprudentemente, y tendrás que tener reflejos rápidos para cruzarlo. Cuando cruces la autopista, debes pasar por el río. Notarás que hay nenúfares, troncos y lagartos flotando, lo que usarás para transportarte, pues en uno de los más antiguos ejemplos de disonancia ludonarrativa, tu rana no puede nadar. Si te pones de pie sobre un cocodrilo demasiado tiempo, te comerá, y si estás en algo demasiado tiempo, te desplazará fuera de la pantalla y te matará, pero en contraparte en algunos puntos encontrarás una rana hembra que te dará puntos extra (¿Vidas? Ja ja, esfuérzate más chamaco). No puedes simplemente cruzar el río a cualquier lugar, tienes que terminar en una de las pequeñas entradas al otro lado o de lo contrario también morirás. Hay cuatro de estas, y después de que pones una rana, tendrás que conseguir otra en su siguiente punto. Una vez que llenes las cuatro entradas con ranas, pasarás al siguiente nivel, que es el mismo, pero más rápido y más difícil.

Los gráficos de este juego parecen estar hechos justamente para la 2600, con su clásico toque pixelado, pero parece funcionar bien con Frogger. Nunca una vez preguntarás si tu rana es realmente una rana, o si lo que está por atropellarte es en realidad un auto. El sonido, como la mayoría de los 2600 juegos, es en su mayoría bloops y bleeps, pero suenan bastante bien, teniendo en cuenta el hardware y que para ser sólo esto, te mete fácilmente en contexto.

Concluyendo… si tienes una 2600 y te gusta divertirte, entonces simplemente debes tener Frogger. Claro, podrías comprar Frogger en uno de los otros sistemas dada la cantidad y ports que tiene en colecciones y demás, pero esta ranita es excelente para el 2600, y probablemente puedas encontrarlo por poco o nada de dinero si lo buscas bien (de niño vi un par, pero era niño sin dinero propio y jamás he tenido una Atari 2600), y bueno, siempre queda la emulación. Es seguro que te entretendrá cada vez que te sientas aburrido, y por cierto, también se controla muy bien, más de lo que quisiera uno creer. ¡Que la nostalgia los acompañe!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s